"Sumisión inconsciente versus conciencia crítica"

Carta al director, publicada en La Tercera el 17 de noviembre de 2021.


Señor director:

A propósito de lo ocurrido hace algunos días en el Concejo Municipal de Las Condes y su rechazo a las actividades del Festival Teatro a Mil, me ha llevado a reflexionar sobre la función del arte. El arte existe en razón de la conciencia crítica. La mentalidad retrógrada reprime la creatividad artística y va contra la evolución de la sociedad.

El tema de lo artístico ha sido y será siempre el ser humano en relación con el otro y con su entorno. Va mucho más allá del debate político. Es la experiencia humana relatándose a sí misma. Hasta el arte más abstracto es relato de lo humano. La censura del pensamiento crítico lleva a un estado de sumisión ante el acontecer, a una actitud sumisa ante el devenir. Impide reflexionar y prevenir el futuro.

Es por esto que algunos temen al arte y prefieren reprimirlo y llamar a esta conciencia crítica: ideologización y peor aún apología a la violencia. Usan estos términos como excusa para algo que no es más que una brutal censura. Privar a la sociedad de su legítima expresión y de compartir una actividad artística y pacífica, eso sí que es violencia. Estamos retrocediendo a un pasado ya lejano y superado, cuando se trataba de imponer que todas las personas debían pensar igual y se negaba la diversidad.

Insto a los votantes a ir más allá de las apreciaciones de sus representantes, convenciéndolos de lo importante que es la expresión artística en la vida comunitaria y ciudadana. Convencerlos que estar atentos a lo que comunican las artes es más provechoso para la comunidad, que simplemente negarlo en favor de la inconciencia colectiva, que lleva al estancamiento del crecimiento humano. Sí, creo que en el caso del arte, es más violento reprimirlo que permitirlo.

Héctor Noguera
Premio Nacional de la Arte de la Representación 2015
Decano Facultad de Arte Universidad Mayor
Director artístico Teatro Camino