Investigación // Proyecto de prótesis 3D para amputados por pie diabético destaca entre los ganadores de la Escuela de Invierno 2019

Estudiantes de Santiago y Temuco aprovecharon sus vacaciones para participar en talleres sobre “Desigualdad” y “Biotecnología para el desarrollo de La Araucanía”. Así, los cinco triunfadores continuarán trabajando junto a investigadores U. Mayor para seguir desarrollando y fortaleciendo sus ideas.

 

La Vicerrectoría de Investigación de la Universidad Mayor realizó una positiva evaluación de la primera versión de las Escuelas de Invierno, que se realizaron tanto en Santiago como en Temuco, donde durante una semana alumnos de pregrado y postgrado pudieron investigar, innovar y emprender en torno a las temáticas “Desigualdades” y “Biotecnología para el desarrollo de la Región de La Araucanía”.

En Santiago los ganadores fueron Diego Parra, estudiante de Terapia Ocupacional, quien ideó una prótesis 3D pensada en personas con amputaciones por pie diabético; y Fiorella Scilla, del Diplomado en Neurokinesiología Pediátrica, con su proyecto sobre talleres musicales inclusivos.

Mientras, en Temuco los proyectos ganadores fueron “Electro-oxidación del colorante AB113 en aguas grises utilizando nanohilos de polímeros conductores en la descontaminación de la Región de la Araucanía”, de Pablo Farías, estudiante de Medicina; “Efecto de contaminantes del humo de leña sobre el desarrollo embrionario de gallus gallus in vitro”, de la estudiante de Medicina, Paula Salvadores; y “Huerto hidropónico”, del estudiante de Tecnología Médica, Felipe Salcedo, que recibirá el apoyo de la Fábrica UMayor.

La coordinadora de Vínculo, Investigación y Docencia, Victoria Paredes, comentó que “estas oportunidades demuestran que existe interés entre nuestros estudiantes por investigar, por aprender más allá de lo que transcurre diariamente en las salas de clases. En ambas Escuelas surgieron ideas muy buenas, con mucho potencial de desarrollo, que fueron tomando forma en apenas una semana, lo que da cuenta de un enorme trabajo y de mucha motivación. Quisiera aprovechar de felicitar a todos los participantes, independiente de que hayan ganado o no, y agradecer a todo el equipo de profesores, ya que su presencia y orientación fue clave”.

El ganador del primer lugar, Diego Parra, destacó la iniciativa como una buena instancia de aprendizaje. “Llegué porque me interesa la desigualdad y también por la posibilidad de postular a un proyecto. Los módulos permitieron dirigir y focalizar mucho mejor las ideas, lo que fue un punto clave”, dijo.

Fiorella Scilla, por su parte, comentó que “venía con un proyecto desde antes, pero aquí pude darle el foco de la desigualdad que era lo importante. Me dieron todas las herramientas para desarrollarlo, con metodología específica”. Además, invitó a los estudiantes a participar, ya que a su juicio las Escuelas “ofrecen temáticas necesarias que no las muestran necesariamente en el pregrado”.

El director de Investigación y Creación Artística de la U. Mayor, Nicolás Ocaranza, sostuvo que “los pre-proyectos de investigación, innovación y emprendimiento presentados en estas Escuelas de Invierno provienen de áreas muy diversas y los estudiantes ganadores del concurso van a trabajar junto a investigadores para resolver problemas que tienen un impacto significativo en el entorno y en la sociedad, siempre pensando en mejorar la calidad de vida de las personas”.

La autoridad dijo que para la versión de este verano “estamos planificando una oferta amplia y muy interesante que incluye Escuelas de Data Science, Genómica, Ciberseguridad y Patrimonio material e inmaterial. Dejamos a todos los estudiantes desde ya invitados para vivir una experiencia de inmersión en la investigación y apasionarse por los temas que nuestros centros de investigación y tecnológicos están abordando”.